Páginas vistas en total

lunes, 30 de abril de 2012

LABERINTO DE ESPEJOS

Toni huía de sus perseguidores. Aquellos chicos que lo acosaban sin cesar por ser gordo, por llevar gafas, por sacar buenas notas, por no tener padre. ¿Es que no era suficiente en el instituto? A Toni no le gustaba la feria porque era demasiado rechoncho y cobardica para subir en las atracciones. Cuando era niño sí, mamá lo montaba en el tiovivo y a él le encantaba verla a cada vuelta saludándolo con la mano y mandándole besos. Ahora lo único que le atraía era el bullicio, la música, que le impedían escuchar sus propios pensamientos y recriminaciones. Y la comida. Comer algodones de azúcar, palomitas, manzanas de caramelo, perritos calientes y patatas fritas.

Mientras recuperaba el aliento, Toni se dio cuenta de que estaba frente al Laberinto de Espejos y a lo lejos divisó a sus acosadores que venían en esa dirección. Tengo que entrar, pensó. Odiaba los espejos pero ahora mismo era la única salida. No había nadie esperando. Perfecto. Respiró hondo, compró un ticket y entró.

Empezó a andar a tientas mientras sus ojos se acostumbraban a la tenue luz. De pronto, se vio en el centro del laberinto, multiplicado por mil.

CDR

domingo, 29 de abril de 2012

SOBERBIA

Soy aficionada a la montaña. Hace ya muchos años que practico senderismo y tengo el privilegio de recorrer montes y subir cumbres. Es una experiencia que me encanta, pero que siempre me hace reflexionar sobre la insignificancia del ser humano. Cuando me encuentro en una cima, después de haber sufrido varias horas de escarpadas cuestas, y me siento a contemplar el paisaje en una calma absoluta, me doy cuenta de lo grande que es la Naturaleza. Tan bella, tan equilibrada y tan poderosa. Soy consciente de que sólo podré bajar por donde he subido, de que no puedo dar un paso en falso a riesgo de mi vida, de que estoy expuesta totalmente a la grandiosidad de la Tierra. Y entonces me pregunto por qué nos creemos superiores, por qué nos sentimos dueños del Planeta, si no somos nada. Meros habitantes pasajeros de esta espectacular morada que nos acoge, pero que nos sacudirá como pulgas molestas cuando ya no resista más nuestra prepotencia.
Yo lo expresaría así:

Grandiosas montañas
de imponentes formas,
abismos profundos,
gargantas sin luz…
Me hacen pensar
cuán pequeños somos
y cuánta soberbia
demuestran algunos
con su actitud,
imaginando siquiera
ser superiores,
ignorando,
¿cómo es posible?,
tal magnitud.

CDR
 
                                                                                                    Monte Perdido

sábado, 28 de abril de 2012

CRISIS

Estos días he oído en las noticias que se han hallado restos de drogas en las aguas subterráneas de Barcelona. Lo curioso es que en las zonas más adineradas la sustancia predominante es la cocaína, mientras que en zonas de gente trabajadora se encuentra metadona y otros derivados propios del éxtasis. Ya se sabe, siempre hubo clases.
Parece que hasta con la crisis que nos azota queda un margen para el consumo de sustancias ilegales, que, sin ser experta, supongo que deben de costar un pico. Claro que, como se ve, la calidad hay que pagarla y eso lo hacen los que pueden.
También ha sido hoy noticia la ocupación hotelera de Sevilla con motivo de su Feria de Abril, que va muy bien, por cierto, la mayor demanda la tienen los establecimientos de cinco estrellas. Me imagino que unos cientos de miles de desplazamientos de los que se prevén para este puente del Primero de Mayo tendrán como destino la ciudad andaluza. Cuando el precio de la gasolina está por las nubes.
No estoy negando que haya crisis. Qué duda cabe. Pero a mí todo esto me parece muy raro. Y tampoco soy experta en este tema. Sólo me pregunto: ¿nos están contando toda la verdad?

viernes, 27 de abril de 2012

NO SUPONER

Hace poco escuché que una de las claves para ser feliz es no hacer suposiciones. Y qué cierto es. ¡Nos formamos tantos castillos en el aire para nada! Al final, siempre sucede lo que tiene que suceder.
No se trata de abandondarnos a nuestro destino en actitud apática, hay muchos aspectos de la vida que podemos controlar y en nuestras manos está elegir un camino u otro; eso nadie puede hacerlo por nosotros. Pero sobre lo que no podemos repercutir, ¿para qué cavilar e imaginar?
Es difícil, bien lo sé yo, primera en estar dándole vueltas a la cabeza sobre cosas que están fuera de mi alcance. Sin embargo, creo que voy aprendiendo a vivir mejor el presente. Porque me he dado cuenta de que la preocupación por algo te somete a tanta tensión y ansiedad como si ese algo ya fuese efectivo, cuando a lo mejor después se resuelve satisfactoriamente. Entonces, ¿para qué padecer por anticipado? Suponer sólo nos hace inventar historias que no tienen ningún fundamento y que pueden envenenarnos por dentro.
Otra cosa muy importante para ser felices: sonreír al menos una vez al día. Siempre hay algún motivo.

CDR

jueves, 26 de abril de 2012

EL GATO ANARANJADO

Pasaste de Lolo a Lola en mis manos... inexpertas, porque me equivoqué. Y eso marcó nuestra relación para siempre, nunca me lo perdonarías. Cambiarte a ti de sexo, con lo gato que tú eres. Quise explicarte que el veterinario me dio la razón, que es muy difícil determinarlo a tan temprana edad, que esas manchitas en tu barriga bien se podían confundir con mamas. Pero tú no escuchaste mis argumentos y desde ese día sacabas las uñas cada vez que intentaba ponerte la mano encima. Y más desde que te llevé a esterilizar por tu bien, por mi bien, por el bien de todo el vecindario. Eso fue lo que más te dolió, que te despojara de tus atributos, los cuales me recordaban siempre aquel desafortunado episodio.
El tiempo ha pasado y ahora te miro de lejos y siento ternura por ti. Te veo ya tan lento, tan pellejudo, que estoy superando mi trauma por no poder acariciarte. Yo, la amante de los felinos, frustrada por el odio de su propio gato.
Pero la vejez da serenidad y debe ser así también en el mundo gatuno, porque hoy te has acercado a mÍ y, enroscándote entre mis pies, me has pedido perdón a la vez que tú me perdonabas. Yo no te guardo rencor, te digo mientras hundo mis dedos en tu suave pelo anaranjado.

CDR

miércoles, 25 de abril de 2012

FRÁGIL



Pensaba que nada podría pasarle solo por el hecho de tener quince años. Vivía en ese estado de felicidad que te da la juventud y la seguridad de que la muerte es algo lejano y ajeno. Hasta que la encontró de cara una tarde de domingo. Con lo que le gustaban a ella las tardes de domingo... tan melancólicas, tan tenues, un poco aburridas y a la vez precursoras de otra semana llena de cosas por suceder.
Mientras preparaba sus libros para clase, ordenando su mochila, despejando su cabeza de los recuerdos del trepidante sábado pasado con los amigos, su corazón se heló al paso de una sombra. No hubo lugar para reclamaciones, ¡oiga, usted, yo no quiero irme!, simplemente sucedió en un instante y su rostro lívido quedó con la incipiente exclamación sin brotar de sus labios para siempre.
CDR

martes, 24 de abril de 2012

UNA CITA

Dijo el sabio rey Salomón: "Aquel que se enriquece rápidamente no será muy inocente."
Y debe ser verdad, atendiendo a los últimos acontecimientos. ¿Acaso es imposible tener una posición de poder y no aprovecharse de ella?
Hoy en día ya no se valora a las personas por lo que saben sino por lo que tienen. Y si lo que poseen lo han conseguido de manera fraudulenta o dudosa, no importa. Lo importante es ser rico y famoso... aunque la cabeza esté hueca. Ya no se premia el esfuerzo sino el resultado. Y hoy es más conocido cualquier personajillo de la tele que el último ganador del Premio Nobel de Literatura, por poner un ejemplo. Se considera más exitoso a un joven que participa en un reality show que a uno que acaba de terminar una carrera universitaria cum laude, por citar otro caso.
En fin, que quizás nos iría mejor si no valorásemos tanto el dinero y buscásemos otras aspiraciones menos efímeras y más engrandecedoras.
CDR

lunes, 23 de abril de 2012

LIBRO RECOMENDADO

Estos días he terminado de leer la novela El abuelo que saltó por la ventana y se largó, del sueco Jonas Jonasson. Se trata de un canto al optimismo, encarnado en un anciano que decide escaparse de la residencia donde vive, el día de su centésimo cumpleaños. Las disparatadas aventuras que corre en su huida y las increíbles peripecias que vamos conociendo de su biografía nos hacen darnos cuenta de que la vida es cuestión de actitud. Una fábula aderezada, además, con una visión distinta de la historia mundial de los últimos cien años.
Un libro muy recomendable en los tiempos que corren.

¡Feliz Día del Libro!

CDR

domingo, 22 de abril de 2012

SOBRE MÍ

Elegí estudiar Filología Hispánica porque me encantan las palabras. Leo y escribo desde que tengo uso de razón, mis genes siempre me han obligado a decantarme por el área humanística más que científica. En cierta manera me da rabia cumplir con el tópico de que a las mujeres se nos dan mejor las letras. Ojalá fuera una chica superdotada para las matemáticas, la física y la ciencia, pero no. Es lo que hay. Aunque por otro lado me siento orgullosa de mis habilidades con la sintaxis, el comentario de texto, la redacción, la lectura... En fin, no tenía más remedio que estudiar lo que estudié.

En cuanto a mis deseos de ser profesora, tienen que ver con el gusto por enseñar, por ofrecer siquiera un trocito de aquello que a mí me apasiona, por formar a personas capaces de pensar y expresar su mundo. Me parece tan claro que la ignorancia nos hace vulnerables y pobres de espíritu, que ansío transmitirlo en mis clases. Es importante cumplir con el currículo, claro, pero no lo es todo. Sin embargo, quizás el tiempo que vivimos no es el más propicio para esta utopía que persigo. Por ella lucho cada día en mi aula.

Pero como todo ser humano, supongo, también tengo aspiraciones más allá de mi actividad profesional. Me siento afortunada de tener un trabajo que me permite estar en contacto con lo que más me gusta. Y aún así, necesito desconectar y sentir que algún otro sueño mío se puede cumplir. Eso me ocurrió hace ahora dos años cuando un compañero y amigo me dio la oportunidad de escribir en Cuadernos del Sur. Ver publicadas mis reseñas es una pasada para mí. Ahora también colaboro en latormentaenvaso y en literaturas.com. Por eso estoy tan agradecida a Pedro M. Domene y a su seño Mariángeles y a todos los que me han admitido en este mundo que me fascina. Ahora me encuentro más animada para, digamos, realizarme como escritora. Que me queda mucho por aprender lo sé. Espero disponer de mucho tiempo por delante para ello.

Como hay tantas cosas que quiero hacer, en ocasiones pienso que la vida es demasiado corta. Para salir a caminar. Para viajar. Para aprender a tocar la guitarra. Para bailar. Para leer. Para escribir. Para vivir. Siempre con Paco, mi marido y mejor amigo. Y mis otros amigos de verdad. Y mi familia.
Gracias.

CDR