Páginas vistas en total

domingo, 29 de abril de 2012

SOBERBIA

Soy aficionada a la montaña. Hace ya muchos años que practico senderismo y tengo el privilegio de recorrer montes y subir cumbres. Es una experiencia que me encanta, pero que siempre me hace reflexionar sobre la insignificancia del ser humano. Cuando me encuentro en una cima, después de haber sufrido varias horas de escarpadas cuestas, y me siento a contemplar el paisaje en una calma absoluta, me doy cuenta de lo grande que es la Naturaleza. Tan bella, tan equilibrada y tan poderosa. Soy consciente de que sólo podré bajar por donde he subido, de que no puedo dar un paso en falso a riesgo de mi vida, de que estoy expuesta totalmente a la grandiosidad de la Tierra. Y entonces me pregunto por qué nos creemos superiores, por qué nos sentimos dueños del Planeta, si no somos nada. Meros habitantes pasajeros de esta espectacular morada que nos acoge, pero que nos sacudirá como pulgas molestas cuando ya no resista más nuestra prepotencia.
Yo lo expresaría así:

Grandiosas montañas
de imponentes formas,
abismos profundos,
gargantas sin luz…
Me hacen pensar
cuán pequeños somos
y cuánta soberbia
demuestran algunos
con su actitud,
imaginando siquiera
ser superiores,
ignorando,
¿cómo es posible?,
tal magnitud.

CDR
 
                                                                                                    Monte Perdido

1 comentario:

  1. Por supuesto que somos insignificantes, ante la montaña y ante la inmensidad del planeta, sin embargo lo estamos destruyendo poco a poco y la mayoría no hacemos nada por evitarlo. Algún día lo pagaremos. Estoy convencida de ello.
    Mª Ángeles

    ResponderEliminar