Páginas vistas en total

lunes, 21 de mayo de 2012

HUELGA

La huelga no es porque nos bajen el sueldo, que también. La huelga no es porque vayamos a trabajar más horas en peores circunstancias, que también. La huelga no es por no dar clases en el mes de julio en condiciones infrahumanas, que también.
La huelga es por nuestra dignidad, porque es el único modo que tenemos de protestar y de reivindicar nuestros derechos. Puede que no consigamos nada, mañana no, pero al final tendrán que escucharnos. Porque somos muchos, más que ellos y tenemos razón. Nos sobran razones, en realidad, para estar cabreados con estos políticos de pacotilla que guían nuestros destinos con la misma consideración como si jugasen a un videojuego en el que no pierden nada. Pasan unos y otros, lo dejan todo hecho una pena y nadie les pide cuentas. Ahora tenemos que pagar nosotros. Si no cumplimos en nuestro trabajo, no cobramos, nos echan, pero a ellos no. Si no tenemos un buen currículum o aprobamos unas oposiciones, no nos contratan. Nos exigen continuamente formación, pero a ellos no.
¿De verdad no hay otra manera de arreglar esto? Debe de haberla y los gobernantes están ahí para encontrarla, no para fastidiarnos y hundirnos en la miseria, figurada y literalmente.
Si nuestro ministro de educación dice alegremente que subir la ratio en las clases no supone un cambio significativo, si los demás le corean que ciertamente las medidas en educación son justas y equilibradas, y no nos quejamos, parece que seamos idiotas, la verdad. Así que despertemos de esta desidia y no justifiquemos lo injustificable.
A la huelga, pues, por una educación pública y de calidad. Que está en serio peligro con docentes descontentos y clases saturadas.
CDR

1 comentario: