Páginas vistas en total

lunes, 25 de junio de 2012

NUESTRO RINCÓN LITERARIO

Los seres humanos tendemos a agruparnos. No podemos estar solos, no somos islas. Y cuando llegamos a un lugar nuevo, aunque necesitamos cierto tiempo para encontrar nuestro lugar, vamos acercándonos y acoplándonos a aquellos con quienes nos sentimos afines.
Eso me pasó a mí cuando llegué hace cuatro años a mi instituto. No conocía a nadie. Pero pronto encontré gente que me acogió amablemente, con sencillez, y que con el tiempo me daría mucho más, su amistad.
Todo empezó desayunando en nuestro rincón literario. Así bautizado por gente maldiciente, aunque adoptado por nosotros como nombre más que nada por fastidiar. Porque no todos los que allí nos juntamos somos literatos. Sobre todo, somos amigos que intentamos desconectar media hora del trabajo -si bien no siempre es posible- y que hablamos de cosas triviales o importantes, según tercie, y que no hacemos daño a nadie. Es un grupo como otro cualquiera. Pero un grupo abierto, agradable y acogedor. Una pandilla a la que voy a echar mucho de menos.
Por diferentes circunstancias algunos nos vamos. Sin embargo, ese siempre será mi rincón. Y aunque donde vaya seguro encontraré otra gente igualmente amable, agradezco que todo este tiempo haya dado para forjar una verdadera amistad. Por eso, seguirá la cuadrilla. Porque el rincón fue el punto de partida para luego convertirse en una excusa. Para planear viajes, para organizar encuentros, para idear reseñas, exposiciones... Literatura y mucho más.
Así que, amigos, muchas gracias por tantos buenos momentos, risas, consejos, bromas, triángulos isósceles partidos por cuatro, y todo lo demás.
Y esto no es una despedida.
"Nuestra amistad no depende de cosas como el tiempo y el espacio." (Richard Bach)

2 comentarios:

  1. Hermana pequeña, casi me salta la lagrimilla. A mí me encanta la denominación "rincón lietario" y, aunque literalmente no sea así, al cien por cien, sí es cierto que se encierran en ese rincón muchas horas de amistad, de diversión, de cachondeos (sexuales o no), de litratura, de arte...Otros se fueron y no los hemos olvidado, por lo tanto, ahora tampoco pasará. Podemos hacer "pequeñas subsedes de rincones literarios", de cualquier manera la amistad está por encima de todo. La de este rincón será muy difícil de destruir, estoy convencida de ello.
    Tati

    ResponderEliminar
  2. Quiero recordar que Einstein decía algo así, "tendremos el destino que nos hayamos merecido". A medida que voy teniendo más canas, me resulta más fácil abandonarme a ese destino por comodidad y porque me interesa. Ese rincón literario es lo que es, y nada más. Algo que, tal vez, algunos no terminan por aceptar: la amistad, algo que "no se improvisa", individuos que se eligen a voluntad. Ese rincón será siempre tuyo, CDR, porque como bien escribes allí reímos, gastamos bromas, planeamos viajes, decimos verdades y, también, tonterías, partimos triángulos, quedamos para el teatro, el cine o con la "pandilla" el finde para tomar una copa de vino y seguir riéndonos de una vida que ya de por sí es bastante seria y que, tal vez, no aguantaríamos si por encima de todo no estuvieran esos buenos momentos. Y como me estoy poniendo exquisito, lo dejo porque sin duda a ti, CDR, ese "destino" te puso en nuestro camino y esto nunca, jamás, nadie nos lo podrá quitar ya.
    Pedro M.

    ResponderEliminar