Páginas vistas en total

domingo, 3 de junio de 2012

EL FINAL


La vida y la muerte
son dos caras
de la misma moneda
y cuando ésta llega
todo queda atrás.
Dejas de existir
y sólo queda
el recuerdo que los tuyos
te puedan guardar.
Polvo al polvo,
tierra a la tierra.
En la rueda del tiempo,
desde que nacemos,
está escrito nuestro final.

Porque cuando alguien se nos muere nos deja un vacío imposible de llenar. La vida sigue y el tiempo cura, pero la vacuidad de nuestro alma sigue latente, agrandándose conforme nos dejan aquellos que queremos. Nunca mueren del todo mientras los recordemos, mas ya no están, ya no escuchamos su risa, ya no sentimos sus manos, ya no nos regalan su mirada...
Sin embargo, nos han dejado tanto que debemos aferrarnos a eso y seguir adelante. Porque es el ciclo de la vida. Un día nosotros también expiraremos y seremos afortunados si alguien nos llora, nos recuerda y nos agradece lo mucho que le hemos dado.

En memoria de todos los que se han ido.
Para quienes seguimos aquí, recordándolos.
Y, en especial, para un gran amigo que seguro entiende este mensaje.

CDR

2 comentarios:

  1. Disfrutemos el momento y las pequeñas cosas que, por suerte, ahora tenemos. Seguiremos recordando.

    ResponderEliminar