Páginas vistas en total

martes, 17 de julio de 2012

DE SEMÁNTICA (I)

La Lengua es maravillosa. Me refiero a la disciplina, claro. El campo que se ocupa de los significados se llama Semántica. Es muy curioso estudiar este nivel. A mí me encantó hacerlo en cuarto curso de carrera con una asignatura específica. Y me encanta ahora explicar a mis alumnos algunos de los aspectos que abarca. Como la sinonimia y la hominimia. Les cuesta entender la diferencia. Creo que es sencillo. Voy a intentar exponerlo aquí con dos ejemplos. Haber, hay muchísimos. Lo mejor siempre es acudir a la actualidad para ilustrar la teoría.

La sinonimia consiste en que una misma palabra tiene varios significados. Fácil, ¿no? Más aún si sabemos que esos significados están relacionados por algún rasgo semántico. En cuanto a la hominimia, se trata de dos palabras distintas que se escriben igual (homógrafa) o que suenan igual (homófona), pero tienen distinto significado. Estos no guardan ninguna relación entre ellos. Por supuesto, lo más difícil es diferenciar la homonimia homógrafa de la sinonimia.

Y aquí van los dos ejemplos:
Enchufe: De la onomat. chuf. 1. Acción y efecto de enchufar. / 2. Parte de un cabo o caño que penetra en otro. / 3. Sitio donde se enchufan dos caños. / 4. Cargo o destino que se obtiene sin méritos, por amistad o por influencia política.
Chorizo (1): Del lat. salsicĭum. Pedazo corto de tripa lleno de carne, regularmente de puerco, picada y adobada, el cual se cura al humo.
Chorizo (2): De chori. Ratero, descuidero, ladronzuelo.

Nótese que, a veces, pueden darse ambos fenómenos semánticos en el mismo sujeto.
¿A que es interesante?

CDR

1 comentario:

  1. En los tiempos que vivimos, los mejores ejemplos que has podido poner.
    Tati.

    ResponderEliminar