Páginas vistas en total

sábado, 7 de julio de 2012

EL SUREÑO

El 6 de julio de 1962 falleció el escritor estadounidense William Faulkner, ganador del Premio Nobel de Literatura. Un prolífico autor que suscitó envidias y polémicas, como suele ser habitual. Su profunda prosa de frases largas y léxico meticuloso le valió la consideración de rival de Hemingway. Faulkner siguió la tradición experimental de autores europeos como Marcel Proust, James Joyce o Virginia Woolf. Algunas de sus técnicas narrativas más innovadoras fueron el uso del monólogo interior, los saltos en el tiempo, la inclusión de diferentes tipos de narrador o la oralidad de la narración. Su posterior influencia en autores hispanoamericanos, como García Márquez o Vargas Llosa es indiscutible.
William Faulkner nació y se crió en el estado de Mississippi, lo que incidió mucho en su obra. El típico carácter sureño y el sentido del humor marcarán su creación literaria, a la que supo dotar, además, de una atemporalidad que la hace universal. Tras abandonar los estudios, trabajar en el banco de su abuelo, ser piloto durante la Primera Guerra Mundial, y hacer varias incursiones en el periodismo, Faulkner se dedicó a escribir. De 1924 es su primer y único libro de poemas y de 1926 su primera novela. Tras un viaje por Europa, empezó a elaborar una serie de novelas ambientadas en el condado ficticio de Yoktnapatawpha, donde transcurren ya gran parte de sus escritos. Por la detallada descripción geográfica que hace en su conocida ¡Absalón, Absalón! (1936), sabemos que está inspirado en el condado de Lafayette, Mississippi. De esta serie es también El ruido y la furia (1929), considerada como el punto de partida de su fertilidad narrativa. Escribió también numerosos cuentos e incluso una obra de teatro.
Aunque fue un escritor considerado y recibió el Nobel en 1949, las obras de Faulkner no se vendían bien. Su trabajo más lucrativo lo desempeñó como guionista de cine en Hollywood. Era públicamente conocido su problema de alcoholismo y las circunstancias hicieron que, como tantos otros escritores, no alcanzara el merecido éxito hasta después de su muerte. En la actualidad sí se le reconoce como uno de los mejores creadores de ficción del siglo XX.

CDR

2 comentarios:

  1. Suele pasar que el reconocimiento venga después, pero bueno. aunque quizá tarde, se le ha reconocido su trabajo y creatividad, veamos la parte positiva.
    Tati.

    ResponderEliminar
  2. Faulkner es uno de mis autores favoritos, referencia inequívoca de toda una generación de narradores, sin duda, la de los 50 en España que vieron cómo se construía una auténtica literatura de ambiente. Hoy, pese a todo lo que se pueda afirmar sobre él, es un clásico del siglo XX, cuya literatura siempre vuelve y cuyas adaptaciones de cine, siguen sorprendiendo. Quiero recomendar desde aquí, De ratones y hombres, dirigida por Gary Sinise (1992,)con John Malkovich y el propio director. Me quedé asombrado.
    Buena entrada de blog.
    Pedro M.

    ResponderEliminar