Páginas vistas en total

domingo, 15 de julio de 2012

SECUENCIAS

1) EL PACIENTE M.
Primer día de escuela. La maestra pregunta a los niños qué quieren ser de mayores y van contestando, uno a uno, por el orden en que están sentados. Cuando le llega el turno a M., él responde con una meridiana claridad insolente: -Yo seré presidente del Gobierno de este país.- Un ligero murmullo se extiende por el aula, acallado en seguida por la mirada severa de la maestra. Los compañeros no saben en realidad qué ha querido decir M., qué clase de oficio es ese, pero todos miran instintivamente la foto junto a la pizarra. Y doña Paulina no quiere darle coba al asunto. -Bueno, M. tú ya sabes quién manda en España, ¿verdad? Que el Señor guarde muchos años a nuestro Caudillo.- Y pasa a otra cosa. A M. le da igual. Que digan lo que quieran. A mí me sobra paciencia para conseguir lo que me propongo, piensa. Después, sigue atento a las explicaciones de la maestra.
2) RIP
Requiescat In Pace nuestra paga extraordinaria de Navidad. Íntegra. Le vamos a dar sepultura junto a las tumbas de nuestro bienestar, nuestro poder adquisitivo y nuestra confianza, asesinados también hace ya algún tiempo.
Aún resuena en mis oídos la voz del señor Rajoy, en campaña electoral y recién ganadas las elecciones, diciendo que los funcionarios ya habían hecho su sacrificio (bajada de entre el 5 y el 7% en 2011) y que iba a intentar "no tocarles ya más". Como si fuera un Juan Ramón Jiménez sin rosa (¡No le toques ya más, / que así es la rosa!) Pero don Mariano no entiende de poesía y conceptos como sencillez y perfección lo superan. Y como en este país sale gratis decir una cosa y hacer la contraria, nos ha tocado y mucho. ¿La potestad? Millones de personas eligieron a este señor para que nos gobernara. ¿La excusa? Los anteriores lo han dejado todo tan mal que no queda más remedio que hacer lo que está haciendo.
Gobernar tiene que ser, sin duda, muy complicado. Pero a la manera de estos y de aquellos, cualquiera de nosotros podríamos hacerlo. Igual nos sale hasta mejor.
3) DELIRIOS DE GRANDEZA
Cuando usted se cree un personaje importante y poderoso, cuando está convencido de que puede hacer lo que le da la gana, cuando se rodea de gente deplorable que se atreve a insultar a los demás desde su tribuna... es que sufre delirios de grandeza. Y esto, señor, es un problema. Más aún, es una enfermedad paranoide. Por favor, hágaselo mirar antes de que nos hundamos del todo en el agujero en que nos ha metido.
4) EL FIN DEL MUNDO
Las interpretaciones que se dan a la predicción del calendario maya sobre el fin del mundo son diversas. No se trata necesariamente de la desaparición de la humanidad. Puede ser simplemente un cambio brutal.
Teniendo en cuenta que hablamos de una cultura antigua (más de 3.000 años), cuyos conocimientos científicos, matemáticos y astrológicos -siendo muy avanzados, por supuesto- no debían ser aún muy exactos a tan largo plazo, y atendiendo a la que se nos viene encima, no me extrañaría que los mayas se refiriesen a la llegada de Rajoy, el exterminador.

CDR

2 comentarios:

  1. Una genialidad con chispa... ¡toma, Mariano!
    PMD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué va a entender de poesía! Las personas con un mínimo de sensibilidad entienden o interpretan la poesía. Conclusión: él no puede hacerlo.
      Tati.

      Eliminar