Páginas vistas en total

lunes, 13 de agosto de 2012

MIS MOTIVOS

Cada día está lleno de pequeñas cosas, motivos para vivir y seguir adelante con ilusión. A continuación les doy algunos, son los míos. Busquen los suyos, porque están ahí. A veces, lo más evidente se nos hace invisible. A veces, lo más importante es víctima de nuestra desconsideración.

Los primeros rayos de sol entrando por la ventana.

El canto de los pájaros matinales.

Un beso de buenos días.

El olor del café recién hecho, desde la cocina.

Una sonrisa.

La brisa que vence las cortinas y refresca la casa.

Una nota en la nevera.

El mensaje de un amigo.

Un buen libro.

Un rato de escritura.

Comer para vivir.

Una cabezadita en el sofá.

Trabajar para vivir.

Vivir disfrutando de lo que tienes, de lo que eres, de lo que haces.

Un paseo.

La luna y las estrellas en el cielo.

Un abrazo.

Una ducha de agua fresca o caliente, según apetezca.

Una mirada.

Dormir a pierna suelta.

Y tantos otros...

Habrá quien diga que esto es rutina, sin entender que la vida está hecha de costumbre, que lo extraordinario cansa si se repite y se convierte igualmente en usual si perdura. Suena a tópico, pero no debemos dejar pasar la vida mientras esperamos que algo maravilloso suceda. Lo tenemos delante de nuestras narices.

CDR

2 comentarios:

  1. Me lo pones difícil para elegir, por lo tanto me quedo con todos.
    Tati.

    ResponderEliminar
  2. Comparto muchos motivos que me hacen seguir en esta bendita rutina que no deja de traerme sorpresas cada día.
    Gracias por recordármelos.
    Pmd

    ResponderEliminar