Páginas vistas en total

jueves, 30 de agosto de 2012

¿NOTICIAS?

No suelo ver la televisión, mucho menos el canal Telecinco. Simplemente porque creo que hay muchas cosas mejores que hacer, porque no tengo tiempo -o no quiero tenerlo para eso, no sé- y porque, excepto programas concretos o alguna película, no me gusta este medio de entretenimiento. Pero el domingo pasado, casualmente, mientras comíamos estaba puesto el noticiario de Telecinco y, aunque era una comida familiar y no prestaba mucha atención, lo que me hizo fijarme fue el contenido de las noticias, una tras otra, hasta tres (desde que empecé a escuchar hasta que alguien, acertadamente, cambió de canal extrañado del tipo de información que se estaba dando.)

La primera, más o menos aceptable, informaba de la nueva moda de este verano, los barcos-discoteca (party boat) en que, por el módico precio de 40 €, puedes disfrutar de barra libre, música y sol hasta el atardecer, y luego más. Sólo es necesario el traje de baño y ganas de divertirse. Aunque algunos no llegan a enterarse de cómo acaba la fiesta, pues, por ejemplo, se llegan a beber varios litros de cerveza en pocos segundos a través de un embudo.

A continuación, nos enteramos de que el verano lleva consigo la subida de la testosterona. Por tanto, se liga más, se tienen más ganas de sexo y de cachondeo -palabras literales-. Para argumentar tan importantísima noticia, una experta habló verificando que todas las hormonas sexuales entran en acción con la subida de temperatura. Y, por supuesto, se recogieron datos a pie de calle que daban aún más veracidad a la información.

Por último, pero no menos increíble, un apunte de moda. Ilustrada con imágenes muy elocuentes, la primicia de que los shorts femeninos están muy en boga este verano, inundando las calles de vistosos cachetes (que atendiendo a lo anterior provocan a cualquiera.)

¿Son imaginaciones mías o los noticiarios han cambiado mucho? No hace muchos días les hablaba de la inconveniencia del vocabulario y de las formas en los medios de comunicación, en general, y para convencerme más si cabe, me tropiezo con esto. Desde luego, somos muy modernos. Lo que ocurre es que habrá que replantear las teorías hasta ahora manejadas, porque si la noticia tiene unas características concretas, una estructura y una finalidad, pero resulta que cada vez el concepto es más laxo y amplio, el resultado es bastante confuso. Atrás va quedando la rigidez de las seis preguntas de la pirámide informativa a que debe responder una noticia, el hecho de que lo que se cuenta sea relevante, novedoso y, hasta esto falla, objetivo.

CDR

2 comentarios:

  1. Bueno, los tiempos han cambiado ¿no? incluso para los telediarios que deben mantenersnos informados... a buen entendedor...
    Buena entrada, hoy.
    Pmd

    ResponderEliminar
  2. Lo que vende, vende. Cosas de la vida.
    Hasta en las noticias hay diferencias abismales, dependiendo de donde procedan, por lo tanto de objetividad, la mayoría de las veces, nada de nada.
    Tati.

    ResponderEliminar