Páginas vistas en total

sábado, 15 de septiembre de 2012

ENCUENTROS

Los encuentros van supeditando continuamente nuestra vida, para bien o para mal. Hagamos un repaso de cuáles pueden ser:

Coincidir con alguien en un mismo lugar y momento. Todos recordaremos algún encuentro afortunado así como desafortunado a lo largo de la existencia, y los que nos quedan.

Oponerse dos ideas y por tanto, chocar. Encuentro bastante desagradable si ninguna parte cede, o bien si siempre ha de ceder la misma.

Entrevista que se produce entre dos o más personas para preparar o resolver un asunto. Este encuentro puede a su vez contener el anterior.

Hallar algo que habíamos perdido o que aún no habíamos descubierto. El primero nos llenará de alegría, el otro dependerá de la suerte.

Choque de las tropas combatientes con sus enemigos. Desgraciadamente, este tipo de encuentro se sigue dando en la actualidad.

Topetazo que se produce entre animales cornudos. Figuradamente también sirve a veces para nuestra especie.

Competición deportiva. Para algunos, los encuentros más importantes de su vida, o al menos de su carrera profesional. Los aficionados también disfrutan de ellos, a su nivel.

Reunión de diferentes grupos por una misma afinidad o por un motivo señalado. La de vecinos de la escalera, la de padres en el colegio, las convivencias religiosas, etc.

En Semana Santa, Jesucristo y su Santa Madre se encuentran en una plaza. Hay quien no puede pasar sin acudir fervorosamente a este acto cada año.

Concurrencia de dos naipes o puntos iguales en algunos juegos de cartas y dados. Según lo que se apueste, también este encuentro puede ser un golpe de suerte o una desgracia. Si es por pasar el rato, simplemente nos dejará una satisfacción efímera. En el juego del billar, se llama encuentro al lance en que la carambola se produce por retruque. Ni idea, pero quizá ahora tendremos que ir familiarizándonos con este vocabulario por si viajamos a Madrid con los bolsillos llenos.

En anatomía, encuentro es la concavidad que forma el arranque del brazo con el cuerpo, es decir, el sobaco. Muy importante igualmente el estado de esos encuentros para nuestra felicidad o infelicidad cuando estamos en un sitio público lleno de gente.

Encuentro en la tercera fase. El menos común de todos los enumerados. ¿O no?

CDR

3 comentarios:

  1. Yo aun espero ese encuentro en la tercera fase, ¿estaría bien, no?
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Encontrarte con una 'pequeñez' como esta supone enriquecer nuestro vocabulario y mantener una sonrisa mientras la estás leyendo. Has explicado magistralmente todos los significados de "encuentro" impregnándolos con una chispa de humor. Me gusta sonreir mientras leo.

    ResponderEliminar
  3. Yo opto por el encuentro en la cuarta o quinta fase, es por estar por encima de Pmd. Esos tienen que ser ya el no va más.
    A diario prefiero el encuentro afortunado al desafortunado.
    Tati.

    ResponderEliminar