Páginas vistas en total

jueves, 10 de enero de 2013

DE CORAZÓN

El corazón es un órgano que se encuentra en la cavidad torácica de todo ser humano, imprescindible para vivir, pues actúa como impulsor de la sangre. Sin embargo, puede que no pase de ser eso, una víscera, sin llegar a adquirir el sentido figurado de buena voluntad, motor del amor. Porque a algunos sólo les sirve para latir. Pum, pum, pum, bombea la sangre, pero no siente nada. Tienen, pero no tienen corazón.

Por otra parte, cierto es que también abundan personas blandas de corazón, aquellas a las que todo les da lástima o sentimiento. A estas, fácil es arrancarles el corazón (sin que sea necesaria una operación a corazón abierto), o que las situaciones penosas se les claven en él. Suele coincidir que igualmente son gente franca y sincera, que siempre hablan y actúan con el corazón en la mano. Se diría, en estos casos, que no les cabe el corazón en el pecho, que son todo corazón. De repente, me da el corazón que tampoco abundan tanto...

Además, el centro o parte central de algo, también se denomina corazón. Será por eso que el dedo de en medio se llama así mismo. Ofensivo si se alza en solitario, por algo domina y sobresale de sus compañeros. No obstante, y curiosamente, es el dedo cordial.

En otro orden de cosas, jugando con la baraja francesa encontramos que uno de los palos es el de corazones. Una partida de cartas te puede poner el corazón en un puño. Aunque para eso, mejor ver los informativos del día. O por qué no, leer la prensa del corazón. El ser humano, como dice un anuncio, es extraordinario.

Y de corazón les digo que no entiendo cómo, siendo tan parecidos el oro y el bronce -pues ambos hacen podio-, difieren tanto en cuanto a corazones se refiere. Tanto como ser generoso, bien dispuesto y benevolente si se tiene el primero, o ser duro, inflexible y sin piedad en el caso broncíneo. Ojalá hubiera más limpieza de corazón (rectitud de intención) y menos herir el corazón sin romper el jubón (ofender con astucia y disimulo).

CDR

2 comentarios:

  1. Abramos nuestros corazones al mundo y que sus latidos los sigamos sintiendo cada día, buena seña será.
    Tati.

    ResponderEliminar
  2. El corazón lo es todo, y en él se mide la genorosidad, el amor, la entrega, la amistad y un largo etcétera.
    Pmd.

    ResponderEliminar