Páginas vistas en total

viernes, 8 de febrero de 2013

AHORA, A LAS 20 Y 20

Hoy he escuchado en televisión una noticia que me ha llevado a reflexionar sobre cómo domina en nuestro mundo el interés comercial, por encima de la seguridad y el bienestar de las personas si hace falta.

Según estudios recientes de expertos americanos, cambiar la tradicional posición de las 10 y 10 al coger el volante del coche por la de las 20 y 20 mejoraría la seguridad en la conducción. Entonces he pensado en cómo lo hago yo y no es que conscientemente ponga las manos en la posición horaria exacta, pero se acerca bastante a la primera; si alguna vez he sujetado el mando desde la parte inferior, he notado menor holgura y menor control. Claro que yo no soy experta en el tema, pero sí conduzco bastante, lo cual me da derecho a opinar.

Enseguida una imagen a colación de la noticia me ha hecho entender que esta nueva postura puede deberse a la mayoritaria existencia de tecnología en los vehículos, que se podrá manejar mejor con los dedos pulgares, si sujetamos el volante desde abajo. En fin, con el falso argumento de mejorar la seguridad nos quieren colar un cambio que en realidad tiene que ver con el negocio automovilístico.

Afortunadamente, esta sugerencia de momento no es más que eso. Ojalá no llegue a ser una imposición. Aunque a la larga, como la especie se adapta, acabaremos ajustando nuestra postura a los modernísimos mandos llenos de botones. Los que aún tenemos un volante clásico, nos apañamos bien conduciendo a las 10 y 10, accionando el intermitente o el limpiaparabrisas como toda la vida. No me cabe en la cabeza que esté prohibido usar el móvil al volante y cada vez sean más las complicaciones (y distracciones) que se permiten en aras de la tecnología. Ah, sí, es que van muy a la mano, exactamente a las 20 y 20.

CDR

2 comentarios:

  1. ¡Mi mundo está cambiando, y eso se lo oía yo decir a mis mayores!
    ¿Siempre será así?
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Prefiero las 10 y 10, no me veo yo a las 20 y 20, pero claro, con el tiempo...¡quién sabe! Quizá acabemos a las 15 y 15.
    Tati

    ResponderEliminar