Páginas vistas en total

domingo, 3 de marzo de 2013

GUERRAS

La 3ª guerra mundial ya se está produciendo. Hay tantos frentes abiertos, tantas víctimas que esta guerra deja en mantillas a las otras que hubo, y sin embargo nadie habla de ella. Los Gobiernos andan ocupados en otras batallas, económicas, más importantes para sus países del primer mundo.

La 3ª guerra mundial es una guerra de muchas guerras, que se desarrollan silenciosamente mientras el planeta sigue girando, con una venda en los ojos; mientras hay gente que sufre y muere por la violencia sin límites del ser humano, cuya crueldad y cinismo son los mismos de siempre.

Una de estas guerras, elegida por su truculencia, a sabiendas de dejar tantas otras en el tintero, es la de la República Democrática del Congo. Una guerra que dura ya casi dos décadas, desde el genocidio ruandés de 1994, uno de los conflictos más sangrientos de la historia, del que la mayoría no sabemos nada... en la era de la información.

Las mujeres son violadas sin piedad y después repudiadas por sus propias familias, heridas de un dolor que rebasa lo físico, el personal médico es amenazado y no puede ejercer su trabajo, dejando escapar de las manos vidas que podrían haber salvado, los niños son reclutados como soldados, privados de todos sus derechos, convertidos en autómatas violentos...

El Gobierno del propio país, los rebeldes, otras potencias extranjeras sólo están interesados en sacar tajada de las minas, de las que se extrae estaño, tántalo, tungsteno e incluso oro. Minerales manchados de sangre que se usan para nuestros ordenadores y teléfonos inteligentes.

Una catástrofe humanitaria.

Una guerra mundial africana.

Un breve reportaje en una revista.

Una insignificante entrada en un blog.

Y a otra cosa. Buenas noches.

CDR

3 comentarios:

  1. Ahora, lamentablemente, las guerras en algunos sitios son más sofisticadas. Buena reflexión, porque todo es importante.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. De injusticias está este mundo lleno, la barita mágica que pueda eliminarlas no sabemos dónde está, pero sí es cierto que grandes intereses y egoísmos que nos tapan los ojos son básicamente los que las producen.
    Tati.

    ResponderEliminar
  3. Qué tristeza no poder acabar con la 3ªgerra mundial. Presiemto que moriré sin verla zanjada.
    Tati.

    ResponderEliminar