Páginas vistas en total

martes, 16 de abril de 2013

LO QUE NOS LLENA

Se puede estar lleno de comida, lo que nos hace sentir pesados, por mucho que a la mesa presumamos de satisfacción. Hartazgo.

Si estamos llenos de irritación es porque hemos aguantado o sufrido algo durante mucho tiempo. Cabreo.

El niño viene con la camiseta llena de manchas, nada que la lavadora no pueda solucionar. Y punto.

A veces, los recintos se llenan más de lo debido y entonces puede desencadenarse una tragedia. Irresponsabilidad.

Comprar sin medida para llenar vacíos que en realidad no son físicos, en la casa o en los cajones, sino en nuestro interior. Exceso.

El macho llena a la hembra. Fecundación. O no.

El espacio laboral se llena cuando uno cumple dignamente con sus obligaciones en el puesto de trabajo. Honradez.

Una palabra amable, una mirada, una sonrisa, estar a gusto con uno mismo, el amor, la familia, los amigos... son cosas que nos llenan. Nos colman, hacen rebosar nuestro corazón.

Entonces, ¿qué es lo que nos hace sentir plenos? Desde luego, nada que se compre con dinero.

CDR

2 comentarios:

  1. Cada día nos sorprendes querida bloggera y nos llenas (de sabiduría y amenidad literaria, claro). Gracias.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con las pequeñas cosas que puedan llenarme.
    Tati.

    ResponderEliminar