Páginas vistas en total

martes, 9 de abril de 2013

NO DIGAS SUERTE

Es muy amplia la lista de supersticiones populares. En concreto, en el gremio de la farándula y del teatro una de ellas es no desearse suerte con esta misma palabra. Como es de educación desear lo mejor a la hora de un estreno o representación, se utiliza la expresión "mucha mierda" (con perdón.)

Y, ¿saben por qué? En los siglos XVI y XII -en pleno desarrollo del género-, el público acudía a los teatros (a los corrales de comedias) con montura y carros. Así pues, cuanta más gente acudía, mayor número de caballerías se acumulaban en los alrededores del local. ¡Imagínense la cantidad de boñigas que se acumularían en la calle!, lo cual sin duda sería una gran satisfacción para los actores y el empresario teatral. En esos tiempos no se cobraba entrada, pero al finalizar la representación, los asistentes lanzaban monedas al escenario. Por tanto, cuantos más excrementos hubiese acumulados en los alrededores, mayor afluencia de público -y de recaudación- había conseguido la obra.

Esto, junto a la creencia de que desear buena suerte puede generar justamente lo contrario, ha hecho que, a lo largo de los años, y ya extendido al uso común, la tan malsonante "mierda" sea (paradójicamente) un eufemismo de "suerte".

CDR

2 comentarios:

  1. ¡Qué curioso...! Las visitas a los corrales me constaban, pero lo de la mier...
    Todos los días se aprende, ¡gracias, bloggera!
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Mucha mierda para este blog y para su creadora, claro.
    Tati.

    ResponderEliminar