Páginas vistas en total

domingo, 7 de julio de 2013

CASI CÓMICO

Podría resultar cómico si no fuera porque es verdad.

Imagínense una campaña en la que aparecen dos niños en un aula. El chico lleva en la mano un huevo de chocolate de esos que contienen un juguetito en su interior, y la chica porta un arma automática de considerable tamaño. El eslogan dice: "Uno de estos niños sostiene algo que ha sido prohibido en los colegios de Estados Unidos para protegerlos. Adivine cuál."

Sí, han acertado. Es la golosina, potencialemente peligrosa por tratarse de un comestible con un artilugio dentro, lo que supone un riesgo considerable para los escolares. En cuanto al arma de asalto, entenderán que no entraña ningún peligro, si no que, más bien al contrario, sirve para la autoprotección de la niñita.

Y por si esto fuera poco, en esta campaña las madres nos explican anonadadas que hay al menos dos objetos más restringidos en las escuelas por su peligrosidad, comparando estos con las inocuas armas. Estos son: una pelota que se usa para jugar al dogeball, especie de balón prisionero en el que un equipo tira a dar a los miembros de otro; y... ¡atención!, el cuento de Caperucita Roja, en concreto la versión en que la niña lleva a su abuela una botella de vino. No sabemos si tal desfachatez fue de Perrault o de los Grimm.

Esto, más que cómico, es verdaderamente patético.

CDR

3 comentarios:

  1. ¡Americanadas...! Curiosa entrada, muy buena.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Patético. Es para ponerse a llorar.
    Tati.

    ResponderEliminar
  3. ¡Para echarse a reir si no fuese verdad! Las locuras de hoy en día..
    Aitor M. P.

    ResponderEliminar