Páginas vistas en total

lunes, 29 de julio de 2013

LA MUJER EN LOS PROVERBIOS DEL MUNDO: EL CUERPO FEMENINO

Para ninguno de ustedes será ya un secreto, a estas alturas, mi afición a los proverbios, máximas, aforismos, citas y pensamientos. Y asimismo, mi gusto por enfocar algunos temas hacia la mujer. Pues bien, uniendo estos dos aspectos, inicio hoy una serie dedicada a aquellos proverbios, en diferentes lenguas, que tienen como protagonista a la mujer.

Resultará curioso, sin duda, ver cómo muchos de los proverbios aquí recogidos tienen un correlativo en nuestro propio acervo cultural, ya que al fin y al cabo en este tipo de sentencias se vierte el ser humano, sin diferencia de razas. Otros, por su parte, están más arraigados al contexto del país al que pertenecen.

El que existan proverbios específicos sobre las mujeres nos habla de esa costumbre ancestral de oponer el "ellas" al "ellos", sobre todo en cuanto a conformación sexual. Hoy en día, en nuestro país y en otros muchos, hombres y mujeres reciben una educación igualitaria y desempeñan los mismos trabajos (aunque no está todo conseguido). Pero hay todavía muchísimos lugares del mundo en que esto no es así. Y veremos cómo algunos de estos proverbios, de hecho, estigmatizan el acceso igualitario a la educación y enfatizan algunos roles femeninos que a nosotros nos resultan detestables.

Les advierto que algunos de ellos pueden herir su sensibilidad. Por favor, no la tomen conmigo. No comulgo con sus contenidos. Se trata simplemente de una recopilación sobre algo que me parece curioso e interesante.

La serie comienza con algunos adagios referentes al cuerpo femenino, quizá una de las pruebas más fehacientes de las diferencias con el hombre. Por lo general, los cuerpos masculinos son de mayor tamaño que los de la mujer, ya desde el nacimiento. Bien es cierto que los varones adultos tienen huesos más sólidos y mayor potencia muscular que las mujeres, pero estas muestran mayor vitalidad y resistencia, tanto física como psicológicamente, además de una esperanza de vida más larga (no lo digo yo, sino las estadísticas de todos los países).

"Mujeres, desgracias y pepinillos, cuanto más pequeños mejores." (Húngaro)

"La mujer y la sardina cuanto más chica más fina." (Español)

"Mi desgracia es soportable - dijo el hombre -, y se casó con una mujer pequeña." (Frisón)

"La mujer y el arado son mejores si miden menos que el hombre." (Oromo)

La superioridad física de los hombres, por un lado, y la maternidad como capacidad única en las mujeres, por otro, han tenido importantes consecuencias para la historia de los sexos en la especie humana.

"Hasta un hombre de pequeño tamaño será siempre grande en comparación con las mujeres." (Árabe)

"En el útero de la mujer está el destino del hombre." (Alemán)

"Para tener un hijo no basta con llevarse las manos al vientre." (Árabe)

"El útero de la madre es como un barco de esclavos, trae buenos y malos." (Sranan)

Ahora, vamos por partes:

Cuerpo y alma: "El marido y la mujer no deben ser únicamente un solo cuerpo, sino también una sola alma." (Hebreo) o "Una mujer bella lleva un diablo en su cuerpo." (Alemán)

Cabeza y cuello: "Una mujer buena carece de cabeza" (Neerlandés) o "El hombre es la cabeza, pero la mujer la gira." (Inglés)

Cerebro: "Belleza ya tienes, hija mía, y la inteligencia te la compraré." (Ladino) o "Cabeza con melena y sin cerebro." (Mongol)

Ojos: "Cuando brillan sus ojos, se marchita la hierba." (Ruso) o "La mujer pide, toma, engaña y mata con los ojos." (Español)

Nariz y oídos: "Si una cara tiene solo nariz, es bella." (Serbocroata). No es un rasgo muy comentado. "El hombre ama con los ojos, la mujer con los oídos." (Polaco) o, desde la perspectiva femenina, "Un marido en casa es una pulga en el oído." (Chileno)

Labios, boca, dientes y lengua: "La boca es una rosa; la lengua es una espina." (Húngaro); "Ninguna gallina tiene derecho a cantar en presencia del gallo." (Ruandés) o "Una mujer tiene dientes y su mordedura es peligrosa." (Jamaicano)

Hombros y brazos: "El marido debe llorar sobre el hombro de su mujer." (Irlandés) o "La muchacha antes de casarse tiene siete brazos y una boca; después de casarse tiene siete bocas y un brazo." (Judío)

Manos y dedos: "La mujer es mujer por sus manos." (Zulú) o "Para ella, cada dedo es un hombre." (Hebreo)

Senos: "Amor de madre, niño en el pecho" (Maorí) o el conocidísimo "Tiran más dos tetas que dos carretas." (Español)

Vagina: "La mujer amable tiene una vagina sin vello." (Maprusi) o "Aunque el sexo de tu mujer sea pequeño, hallarás en él el amanecer." (Minangkabau)

Nalgas: "La mujer es como la oveja merina: se la valora por la parte trasera." (Ruandés) o "La mujer inteligente solo muestra a su marido una parte de su trasero." (Armenio)

Piernas, rodillas y pies: "El cielo está a los pies de las madres." (Árabe); "En lo mejor del baile la muchacha enseña sus muslos." (Baulé) o "Una mujer que se reconoce culpable no dedicará tiempo a sus rodillas."  (Yoruba)

Y para finalizar, un proverbio que repasa de la cabeza a los pies:

"Quien se case con una mujer por su cuerpo perderá el cuerpo y conservará a la mujer." (Neerlandés)

CDR

3 comentarios:

  1. Curiosísima recopilación... todo un hallazgo.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. La mayoría, desde luego, muy machistas, no por ello dejan de ser interesantes, demuestran cómo nos ha considerado la Historia.
    Tati.

    ResponderEliminar
  3. Lo difícil y original es buscar en cantidad de libros para sacar estos escritos. Muy importante siempre la bibliografía y la información previa. Esperanza

    ResponderEliminar