Páginas vistas en total

martes, 20 de agosto de 2013

OLAS

Desde mi ventana hoy veo el mar.

Hoy escucho las olas como música de fondo mientras me duermo.

Hoy siento que estoy de vacaciones, y lo siento por aquellos que no pueden disfrutar de este placer.

Hoy, como siempre, tengo mucho que agradecer. Porque hay personas generosas en este mundo, personas que poco a poco se convierten en parte de tu vida.

Con un corazón tan grande, que un buen día te regalan estar mecida por las olas cuando más lo necesitas.



Ondas en la superficie del agua. Espejo del sol y de la luna.

Fenómeno atmosférico que varía repentinamente la temperatura de un lugar. A salvo.

Oleadas de gente. Tan lejos aquí de esas aglomeraciones.

Oleada de gripe. Aún falta para que llegue.

Oleada de cariño. Eso sí.

Las olas vienen y van
en un incesante vals.

CDR

2 comentarios:

  1. El mar y su inmensidad, la felicidad y los buenos momentos, ¡disfrutad!.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Envidia pura que tengo. Siempre lo he dicho, el sonido del mar, tumbada, descansando, pensando, disfrutando...hay que vivirlo, no se puede explicar.
    Tati.

    ResponderEliminar