Páginas vistas en total

lunes, 19 de agosto de 2013

SABOTAJE LITERARIO

Merodea ya el verano por las afueras del mes de agosto. Pero desde aquí continuamos empeñados en recomendar algunas lecturas para los días de asueto que aún quedan.

Hoy, una propuesta muy original:



Rodeado de un halo de misterio y de una gran polémica sobre su identidad, Antoni Casas Ros (1972), tras el éxito de su primera novela, El teorema de Almodóvar (2008), regresó al panorama literario en 2010 con Enigma, título que sin duda es apropiado para él mismo, quien lleva una vida retirada en Roma y al que nadie puede poner rostro. Con estas características tan literarias, el propio Casas Ros pasa a formar parte de la galería de personajes, junto a otros autores mencionados, elogiados o censurados en este enigmático relato. Es Joaquim el precursor de la idea de montar una librería; profesor universitario frustrado como escritor, reconoce padecer un grave síndrome, que le impele a reescribir algunos finales que le parecen injustos o inadecuados. Su alumna favorita, de la que está enamorado, es Zoe, una chica bella e inteligente, que le ayudará en su labor literaria. Naoki también participará en el proyecto, una japonesa traductora y editora de poesía con un traumático pasado. Y por último, Ricardo, que entrará en la extraña sociedad publicando su primer libro de poemas, para dejar atrás su obligado oficio de asesino. Estos cuatro personajes, que empiezan a caminar solos, confluyen en las calles y locales de la Barceloneta, hasta tal punto que llegan a convertirse en una suerte de ser andrógino, con múltiples brazos, piernas, ojos, y un solo corazón. Movidos por un afán común y fustigados por sus fantasmas personales, se abandonarán a un juego literario y sexual, que tendrá serias consecuencias para sus vidas.

Adornado todo ello con un trasfondo de novela negra, con una preadolescente desnuda que lleva a cabo un rito espiritual, asesinos a sueldo e investigaciones policiales, el resultado es una historia un tanto curiosa, divertida, intrigante y sobre todo apasionada. Quizá excesivos los pasajes amorosos. El tema principal es la literatura y ella destila por cada uno de los poros de la escritura de Casas Ros. Con Enigma hace el autor un ejercicio metaliterario impresionante, si bien quedamos expectantes por conocer más finales desastrosos, dignos de la ira de “Los filósofos del tocador” y de todo el aparato de sabotaje literario que se monta en la librería, por cierto llamada Bartleby & Co. Tremendo guiño el que se hace al reconocido Vila-Matas en este libro, que bien pudiera haber escrito él mismo, según su impostura vital y literaria. Pero reconocemos aquí a un escritor joven, con un estilo ágil, un lenguaje sencillo y una gran capacidad para dar forma a la materia prima literaria. Finalmente, nos queda la duda: ¿somos todos personajes de ficción?

Feliz lectura.

CDR

3 comentarios:

  1. ¡Tengo que leerlo....! Dios mío, cuánta buena literatura en este país nuestro.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Y yo. Espero tener tiempo.
    Tati.

    ResponderEliminar
  3. Creo recordar que Bartleby ya forma parte del título de una novela de Herman Melville, exactamente "Bartleby el escribiente" y como es anterior a Vilas-Matas puede que sea un guiño a otro guiño. Por cierto Melville buena literatura americana. Mati.

    ResponderEliminar