Páginas vistas en total

sábado, 7 de septiembre de 2013

BUSCÁNDOME

El fin de semana es propicio para escuchar música, si es lluvioso, mucho más. Ya casi apurado el sábado, reflexiono sobre cómo el ser humano no deja nunca de buscarse a sí mismo. Aunque se vaya encontrando paulatinamente, conforme crece y madura, conforme va consiguiendo lo que quiere, siempre hay momentos en los que necesitaría una brújula para navegar por su interior, reconocerse, entenderse, aceptarse, librarse de miedos que, como lastres, hacen más dura la tarea de vivir.

Al menos es lo que me pasa a mí, ya no sé si por ser humano, si por mujer, si por géminis, o seguramente, y más simple, por ser yo.

Lo cierto es que siempre me he sentido muy identificada con la letra de esta canción de Bebe -Búscome- que a continuación reproduzco. Hoy, en concreto, no podría definirse mejor cómo me siento:

Un día aprenderé el porqué de algunas cosas,
empiezo a aprender cómo camina mi corazón,
me precipito, me lanzo al vacío,
luego me vengo abajo por miedo.
Pero yo sigo buscándome,
búscome, busco,
búscome, busco,
busco, busco.

Y no paro de buscarme más
y doy vueltas y pienso sin parar
y me miro en el espejo despacito,
me analizo y me enfado otra vez conmigo.
Y me digo "anda ya, mujer,
si todo tiene solución menos la muerte".
Y me levanto muy segura
y me echo a llorar como una niña a oscuras.

"Ya no me divierto", pienso algunos días,
y al otro día no hay sol que me acueste.
Me echo a correr buscando no sé qué,
pensando que tal vez es posible reponerme.
Y mientras búscome, busco,
búscome, busco,
busco, busco.

Y cuando mi cuerpo termine de llorar,
echaré una ramita al mar
que sea balsa para un marinero náufrago
y para que no vaya a tientas le pondré yo un faro.
Y ahora que he caído al fondo de una piscina,
que ni una gotita de agua tenía,
voy a recoger mis alitas rotas
y las pegaré trocito a trozo
y volaré...

Yo soy una montaña rusa
que sube, que baja,
que ríe, que calla,
confusa,
me dejo llevar, llevar,
por lo que los días me quieran mostrar.

Y yo busco, me busco
y no me encuentro.

¿Entienden a qué me refiero?

CDR

2 comentarios:

  1. Siempre, siempre, buscándonos, y por añadidura buscando una sonrisa, una lágrima, un beso, una mala cara, un amanecer, un atardecer, la oscuridad de la noche, la luminosidad del día, el amor,los sueños... ¿la vida?
    Preciosa entrada, bloggera, para propios y ajenos.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Morimos buscándonos, sin lugar a dudas, aunque, supongo, unos más que otros.
    Tati.

    ResponderEliminar