Páginas vistas en total

jueves, 23 de enero de 2014

CAMUFLAJE

No estamos en guerra. Al menos no entendida como lucha armada.

Pero algo debe de haber en cuanto está tan de moda el camuflaje. Sí, disimular, si no las armas, la realidad, dándole aspecto de otra cosa para engañar al enemigo, en este caso nosotros.

Todos ustedes sabrán ya -anunciado a bombo y platillo- que ha disminuido el paro, según la última EPA (Encuesta de Población Activa) correspondiente al cuarto trimestre de 2013. Eso dicen a boca llena, con su falsa sonrisa, los que creen que pueden engañarnos con su camuflaje.

Porque no es otra cosa que una verdad camuflada que oculta el número de personas que ya no se refleja en la estadística de parados simplemente porque se han cansado de buscar trabajo, porque se han ido del país, o porque han aceptado finalmente un trabajo precario de esos que proliferan en este caldo de cultivo que supone el panorama laboral español.

Cambio de tendencia, mejoría, salida de la crisis... Camuflaje. Ya no es paro, es pobreza, es depresión, es destrucción de empleo, es mentira.

CDR

2 comentarios:

  1. ¡El mundo se demorona, o al menos el mundo político en el que ya muchos no creermos!
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Mentiras y gordas, el problema es que lo dicen convincentes y convencidos, hasta se lo creen ellos mismos.
    Tati.

    ResponderEliminar