Páginas vistas en total

lunes, 27 de enero de 2014

"LA LENGUA ES MI ÚNICA RIQUEZA"

Palabras de José Emilio Pacheco en su discurso de entrega del Premio Cervantes 2009. Reflexión sobre la dignidad del español y de los escritores. Y quedó tan solemne, aunque al premiado se le cayeran los pantalones al entrar en el claustro de la Universidad de Alcalá de Henares, porque no estaba acostumbrado a vestir de pingüino, según él mismo explicó.

Y es que este mexicano era un gran escritor, uno de los más importantes de nuestra lengua en el siglo XX, pero por encima de todo era un ser humano corriente, humilde. Un niño que a los seis años descubrió que había otra realidad llamada ficción, que entró en el territorio de La Mancha de mano de don Quijote y ya nunca lo abandonaría. Un gran poeta que se abochornó al escuchar que era uno de los mejores de América Latina y dijo que ni siquiera lo era de su barrio, vecino como era de Juan Gelman. Excepcional.

Pero no solo fue poeta, escribió novelas muy significativas, fue ensayista, traductor, y recibió los premios literarios más reconocidos tanto en su país como fuera.

Hoy nos ha dejado a los 74 años. Pero no del todo, pues su extenso legado literario perdurará por siempre. Lean este poema y sepan por qué. Después, lean algo más de él. Vale la pena.

Presencia

¿Qué va a quedar de mí cuando me muera
sino esta llave ilesa de agonía,
estas pocas palabras con que el día,
dejó cenizas de su sombra fiera?

¿Qué va a quedar de mí cuando me hiera
esa daga final? Acaso mía
será la noche fúnebre y vacía
que vuelva a ser de pronto primavera.

No quedará el trabajo, ni la pena
de creer y de amar. El tiempo abierto,
semejante a los mares y al desierto,

ha de borrar de la confusa arena
todo lo que me salva o encadena.
Mas si alguien vive yo estaré despierto.


Como dijo de él Carlos Fuentes, "poeta al nacer." DEP

CDR

2 comentarios:

  1. Otro grandísimo hombre de letras que se nos va.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Joven, pero afortunadamente "dulce" fue su muerte, según palabras de su compañera: "escribió unas palabras para un amigo recientemente fallecido, se durmió y ya no despertó".
    Tati

    ResponderEliminar