Páginas vistas en total

martes, 15 de abril de 2014

RMS TITANIC

El Royal Mail Steam Ship Titanic (Buque de Vapor del Correo Real Titanic), transatlántico británico, fue el mayor barco del mundo en el momento de su botadura, el 10 de abril de 1912. Su fastuosidad y ostentación no sirvieron de nada contra las fuerzas de la naturaleza. En este viaje inaugural, el inmenso barco se hundió, la madrugada del 14 al 15 de abril, al chocar contra un iceberg mientras surcaba las aguas nórdicas del Atlántico.

En el Titanic viajaban algunas de las personas más ricas del mundo pero también muchos inmigrantes irlandeses, británicos, eslavos, que soñaban con una vida mejor en Norteamérica. ¿Es posible que hubiera alguien más a bordo? Pues eso es lo que ha maquinado la imaginación de Pedro M. Domene en su nueva novela "Las Ratas del Titanic", los lances de una tropa de Ratas de diferentes procedencias, condiciones, oficios, edades, a bordo del gigante (en cuya construcción colaboraron también algunas de ellas en los astilleros de Harland & Wolff), a las órdenes del joven Matt, nieto del legendario RataAbueloMattew. Y así, la conocida y accidentada travesía del barco más famoso del mundo se convierte en una aventura por descubrir.

Mientras el Titanic zarpa de Southampton, recala en Cherburgo, Francia y Queenstown, mientras navega majestuoso por las tranquilas aguas marinas, viviremos la valentía de Matt para organizar tan arriesgada hazaña y esconder en las entrañas del barco a sus diminutos compañeros, tan odiados por los humanos; escucharemos las dudosas melodías de Sam; asistiremos al enamoramiento de Matt y RataKitty... y aunque creamos que el final es conocido, descubriremos que siempre es posible sorprenderse.

La tragedia humana que supuso el accidente no queda aquí olvidada ni se le resta importancia, pero sí al menos podemos verla desde un punto de vista diferente y que, a pesar de los errores cometidos y de la ingente cantidad de vidas (en este caso también ratoniles) perdidas, queda lugar para la esperanza.

Una lectura ideal para estos días de asueto, coincidiendo además con la fecha en que todo ocurrió. ¿Qué más se puede pedir?

Ah, sí, ver la bonita portada de la edición que tan cuidosamente ha publicado e.d.a., inaugurando así su nueva colección "La cabeza a pájaros", dedicada a la literatura infantil y juvenil.
 

¡Feliz lectura!

CDR

2 comentarios:

  1. Sí que fue un desastre que ha marcado la navegación de todos los tiempos, pero en esta oacsión, nos queda la imaginación, y por qué no, también pudieron viajar estas ratitas, presumidas, graciosas y valientes y, a su manera, protagonizar, esa otra historia de la que nos habla esta bloggera. Gracias por interpretar, tan estupendamente, mi visión de una tragedia.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Esas ratas, que nos cautivan a pequeños y mayores.
    Excelente impresión del libro, seguro que, el que no lo haya leído, le entrará cierta curiosidad para leerlo.
    Tati.

    ResponderEliminar