Páginas vistas en total

miércoles, 17 de septiembre de 2014

UN AÑO EN SUBJUNTIVO

El subjuntivo es el modo de las potencialidades, de lo que deseamos que pase pero no hay garantías de que ocurra, de los ojalá, de los tal vez, de los quizá.

Además, suele venir combinado con el condicional, las condiciones imposibles que nunca se darán.

Y así ha pasado un año ya.

Salir de cuentas
sin tener nada que contar.

Contar un año,
y ya para siempre,
sin haber nada que celebrar.

Ojalá no hubiera pasado,
ojalá estuvieras aquí.
Si pudiera cambiar las cosas...

Tal vez si hubiese hecho esto
o lo otro.
Si pudiera dejar de pensar...

Quizá estés en un lugar mejor,
o no.
Si pudiera tener la certeza...

Un año en subjuntivo por lo que pudo ser y no fue.

Y por lo que está a punto de ser.

Ojalá salga todo bien.

Tal vez sea hoy, mañana, ya queda poco.

Quizá pronto vivamos plenamente en el indicativo.

Y usaremos el subjuntivo para hacer planes, para expresar deseos, para fundar esperanzas.
Un tiempo en que las condiciones se cumplirán. Y el futuro se hará realidad.

Aunque nunca te olvidemos.

CDR

2 comentarios:

  1. El inexorable paso del tiempo, las verdades subjuntivas y el deseo de perpetuar cuanto queremos...
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. Un buen recuerdo del pasado, unas veces feliz, otras triste. Vivamos el presente. Esperemos el futuro, seguro que saldrá todo bien. Se harán esos planes, se pedirán todos los deseos. Una vida nueva llegará y rodeará su entorno de alegría y felicidad.
    Tati.

    ResponderEliminar