Páginas vistas en total

jueves, 3 de octubre de 2013

ENERGÍA

Ya hablé en una ocasión en este blog sobre los colores, su importancia es innegable en nuestro ánimo.

Existen numerosas teorías sobre la influencia de las energías en nuestras vidas y una de ellas expone que vestir de un determinado color cada día de la semana supone tener un mayor poder y estar en sintonía con las fuerzas del Universo. Algunas de ellas están relacionadas con el zodiaco, con los ángeles, con el reiki o con el feng shui. La que a continuación se describe se refiere a los planetas del Sistema Solar y su significación mitológica.

Para estar en armonía con la energía planetaria y atraer así la suerte y el éxito:






Domingo: Primer día de la semana. Es el día del Sol. El Astro Rey representa nuestro impulso interior, simboliza el objetivo a alcanzar en nuestra vida. Está relacionado mitológicamente con el dios Apolo, su pelo era rubio y ondulado, sus ojos brillantes como el fuego. Su color es el amarillo, naranja y dorado.
Lunes: Segundo día de la semana. Es el día consagrado a la Luna. Así como el Sol es el principio masculino que tiende a la exteriorización, la Luna es el femenino, tiende a la interiorización. Simboliza la madre. Su color es el blanco.
 
Martes: Asociado al dios Marte. Simboliza la acción y la búsqueda, la energía vital. Representa astrológicamente al guerrero que se propone conquistar o llegar a una meta. Su color es el rojo, relacionado además con el poder.
 


Es el día de Mercurio, el planeta de los procesos mentales y el conocimiento. Asociado al dios del casco alado, Mercurio, protector de los caminos y de los viajeros. Su color es el marrón.

 
Viernes: Es el día consagrado a Venus, la diosa del amor. Venus es el astro más brillante del firmamento después del Sol y la Luna. Está vinculado a la belleza, la armonía y la seducción. Su color es el verde, símbolo de la abundancia.

 
Sábado: Último día de la semana. Es el día de Saturno, planeta que antiguamente tenía mala fama en astrología, ya que allí donde está suele haber miedos, limitaciones o problemas. Hoy sabemos que si trabajamos esa energía obtendremos un gran regalo: la fortaleza personal. El sábado es el día del descanso según la tradición judía. Sus colores son el negro y el gris oscuro.





Lo cierto es que sentirnos bien con nuestra imagen cada día, con nuestra vestimenta, nos ayuda a sentirnos seguros; nos encontramos mejor, en definitiva. ¿Por qué no probar a ver cómo nos va? Si no nos gusta o no nos favorece el color que toca un día determinado, siempre podemos utilizar una prenda interior, un accesorio... o incluso encender una vela en casa.

Tonterías... Puede ser. Pero las poderosas energías que rigen el Universo ahí están. Y si podemos hacer que fluyan hacia nosotros y nos beneficien, ¿por qué no?

CDR


1 comentario:

  1. Gracias, bloggera, por tanta energía. Falta nos hace.
    Pmd.

    ResponderEliminar