Páginas vistas en total

sábado, 20 de octubre de 2012

IGNORANCIA

En numerosas ocasiones somos víctimas de la ignorancia, es decir, de falta de ciencia, letras y noticias, ya sea general o particular. ¿Somos conscientes de que muchas cosas que no nos gustan es simplemente porque no las conocemos? ¿Somos conscientes de que a veces juzgamos sin entender realmente el objeto de nuestro juicio? Es frecuente que neguemos aquello que desconocemos. Defendemos sólo aquello que nos conviene. Así de cuadriculada es la mente humana a veces. Si seguimos un solo camino toda nuestra vida, ¿no es algo así como retroceder? Porque nos dejamos mil oportunidades, novedades y hallazgos.

Todos tenemos una postura vital, una opinión forjada a base de gustos, experiencias y conocimientos, además de estar sujetos a mil convencionalismos, es lógico y normal, pero también es cierto que hemos de ser flexibles, abiertos, receptivos. El centro del universo no es nuestro ombligo, hay otras vidas, otras culturas, otros pensamientos, otros problemas. Si estamos demasiado ocupados para comprender esto, al menos cejemos en nuestro empeño de limitar a los demás.

Desde esos niños que niegan con la cabeza y aprietan la boca ante una comida que nunca han probado, hasta esos adultos que reprueban a sus semejantes por el simple hecho de ser diferentes, encontramos toda una gama de ignorancia que conlleva muchos daños colaterales.

Más allá de nuestro horizonte, hay todo un mundo por descubrir.

Para ilustrar esta entrada, me remito a las siguientes citas:

"La ignorancia es la noche de la mente: pero una noche sin luna y sin estrellas." (Confucio)

"Es imposible amar algo ni odiar algo sin empezar por conocerlo." (Leonardo Da Vinci)

"Todo lo que se ignora se desprecia." (Antonio Machado)

"No vemos las cosas como son, sino como somos." (Anaïs Nin)

¿Ha quedado claro lo que quiero decir? Si piensan otra cosa, lo acepto.

CDR

3 comentarios:

  1. Buen repaso a la ignoracia, aunque podemos entenderla de muy diversas maneras, me quedo con algunas de estas definiciones aunque me temo que ignorantes hay, y muchos.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. ¡A veces yo misma me siento ignorante de tantas cosas! Yo no quiero tener noche sin luna y sin estrellas.
    Tati.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Tati, es imposible no ser desconocedor de algún ámbito o materia (todo el conocimiento es inabarcable), pero yo no me refiero a esa ignorancia, si no a la de cerrar nuestros ojos a aquello que no queremos ver. Tú de ignorante no tienes nada. Tu noche tiene muchas estrellas y una gran luna llena.

      Eliminar