Páginas vistas en total

domingo, 13 de enero de 2013

EN LA CARRETERA

Viajar es una de las mejores formas de conocer a los demás y es, sin duda, una actividad en la que antes o después nos mostramos tal y como somos. Especialmente si el viaje es en coche, si es prolongado, y si es de dos. El espacio reducido del vehículo, el largo tiempo juntos, la toma de decisiones comunes, son cosas que nos obligan a ver al otro y a nosotros mismos como si dijéramos desnudos, sin escondites posibles, víctimas del silencio. Un viaje largo es una prueba de fuego que toda pareja debería de pasar, pues una vez superadas las peripecias que pueden ocurrir, es posible superarlo todo.

Esto mismo nos demuestra la pareja de Clara y su marido en Viaje con Clara por Alemania (2010), de Fernando Aramburu. Después de quince años de casados, emprenden un extenso itinerario para que ella tome datos y escriba un libro que le han encargado. Y a partir de esa situación excepcional, en la que seguramente la mayoría no nos habremos visto, podemos encontrarnos retratados en los detalles más cotidianos y en las impresiones más generales que ambos experimentan. Salen entonces a la luz las pequeñas cosas que nos crispan de nuestra pareja; reconocemos que nosotros también nos equivocamos de dirección y nos enfadamos por ello, aunque generalmente culpemos a quien tenemos al lado; no nos ponemos de acuerdo en qué visitar, cuándo y por qué; y finalmente nos damos cuenta de que no podemos vivir sin él o ella a pesar de todo.

De cualquier viaje quedan los recuerdos, las fotos tomadas, los suvenires inútiles comprados; pero, especialmente, la sensación de lo compartido.

CDR 

2 comentarios:

  1. Aramburu es un excelente narrador, y una de las cosas que uno aprende cuando viaja es que o repites o jamás lo vuelves a hacer con esa (s) persona(s). Así que comparto detalles cotidianos, momentos especiales, impresiones generales, y equívocos irreconciliables durante un viaje.
    Pmd.

    ResponderEliminar
  2. "Si quieres perder un amigo, viaja con él", se suele decir. Por experiencia digo que no siempre se cumple.
    Tati.

    ResponderEliminar