Páginas vistas en total

miércoles, 9 de mayo de 2012

PICAR ENTRE HORAS

Sigo una dieta muy estricta. Pero nadie lo sabe. Quienes me conocen creen que engullo todo aquello que cae en mis manos, y se equivocan. Nada más lejos de la realidad. Lo que ocurre es que, con el tiempo, me he convertido en un as del disimulo. Hay cosas que no despiertan en mí el más mínimo interés y cuando alguien me ofrece una de estas, hago como que la saboreo con deleite.

Mi despensa es muy selecta. Solo en casa disfruto verdaderamente de mis platos favoritos. Sin atender a los dictados de la moda, sin escuchar recomendaciones de inexpertos en la materia. Aprecio a mis amigos, pero por sus otras muchas virtudes.

Qué exagerado, dirán ustedes. Y puede que tengan razón. Sin embargo, para eso soy libre, digo yo. No faltaba más que uno no pudiera tener un criterio propio -creado a base de mucho probar, eso sí- y elegir los libros que le vengan en gana. Ya ven, soy un sibarita de la lectura.

Cuando me salgo de mi régimen, lo considero picar entre horas.

CDR

2 comentarios:

  1. De vez en cuando no viene mal salirse del régimen y picar entre horas. Por cierto, el bocadillo debe estar delicioso.
    Mª Ángeles

    ResponderEliminar
  2. Original, pero sin duda (literariamente) engordarás con el paso del tiempo.
    Pedro M. Domene

    ResponderEliminar