Páginas vistas en total

miércoles, 2 de mayo de 2012

A SOLAS CON LA CAFETERA

Ella lo había abandonado. Así, sin más. Una sólida relación de tres años, convivencia incluida, se esfumaba de pronto sin motivo aparente. Le dijo que no podía soportar más su egoísmo. Que el tiempo de sus abuelas y madres ya había pasado y que no tenía por qué soportarlo. De un día para otro le soltó eso y se largó dando un portazo.
Maldita sea. Y ahora estaba allí intentando seguir con su vida. Sólo quería desayunar. Pero, ¿cómo demonios se utiliza el cacharro este?

CDR

No hay comentarios:

Publicar un comentario