Páginas vistas en total

sábado, 7 de julio de 2012

SAN FERMÍN

Hace hoy setenta y seis años nació mi padre. Además, se llama Fermín precisamente por esa misma razón. Así que el 7 de julio ha sido desde siempre motivo de gran celebración en mi casa. Mi hermano menor también es Fermín, aunque él queda de alguna manera eclipsado por el progenitor. Estoy segura de que no le importa. Como patriarca de la familia, a mi padre le gusta que todos nos reunamos este día en torno a su mesa. Desde niña, recuerdo este momento como el comienzo oficial del verano.
Van pasando los años y creo que ahora, cada vez que nos reunimos, todos en el fondo pensamos si será la última, aunque ninguno verbalizamos ese pensamiento. La edad no perdona y mi padre no está rebosante de salud precisamente. Sin embargo, sobre todo acudimos felices y dichosos de estar juntos. Porque no podemos anticipar los acontecimientos. Porque hay que vivir el momento y disfrutar de lo que se nos otorga en cada instante. Por eso hoy acudimos el clan al completo a pasarlo lo mejor posible y a festejar que nuestro San Fermín cumple un año más.

CDR

1 comentario:

  1. Precisamente por lo que pueda pasar hay que celebrarlo, posiblemente cuando ya no estén los echemos de menos. Por lo tanto adelante S. Fermín.
    Tati

    ResponderEliminar