Páginas vistas en total

sábado, 11 de agosto de 2012

QUÉ CALOR

Dice, muy acertadamente, Lao-Tsé en su Tratado sobre la Virtud del Tao (Tao Te King, cap. 45): "El movimiento vence al frío. La quietud vence al calor."

Díganme si no cómo se puede soportar este calor asfixiante. Yo, que soy defensora a ultranza del verano y sus altas temperaturas, estoy pasando hoy un día horrible. Supongo que es normal esta ola arrasadora de calor subsahariano, pero hasta ahora yo no recuerdo haber sentido tanto agobio nunca. Resulta que no ha llovido nada en toda la primavera y el aire está cargado de polvo, enturbiando el ambiente con una calima irrespirable. De pronto se mueve un fuerte viento, se nubla el cielo, se oyen truenos -pero sigue sin llover- y parece que vaya a acabarse el mundo. Desde luego, aquellos que creen en que el fin está próximo y que pereceremos con fuego, estarán estos días viendo pruebas irrefutables de su teoría. Porque realmente la sensación es como si saliese fuego de la tierra. Aunque los demás nos decimos que esto es habitual, que todos los años ocurre, y no queremos pensar en que algo raro hay en esta normalidad.

Y por si esto fuera poco, desde que empezó el verano nuestros montes se queman. En muchas zonas del país sí están conociendo de primera mano el infierno. Vegetación, animales y personas. Por imprudencias, por mala leche, por falta de conciencia en todos los casos, las llaman devoran sin piedad nuestra naturaleza, nuestros pulmones verdes, nuestro futuro.

CDR

2 comentarios:

  1. Chispeante, y eso digo yo, ¡qué, puñetero, calor!
    pmd.

    ResponderEliminar
  2. Se suele decir que no nos acordamos del verano anterior, pero éste está siendo agotador. Quizá sea así y la memoria nos falle de un año para otro, pero estoy convencida de que nosotros también estamos haciendo poco por salvar el planeta. Parte de este calor insoportable es culpa nuestra, sin lugar a dudas.
    Tati.

    ResponderEliminar