Páginas vistas en total

lunes, 11 de febrero de 2013

UNA MODA DE DOS SIGLOS

No se puede entender un repaso por la Literatura Universal sin tener en cuenta Orgullo y prejuicio, la obra más influyente y conocida de su autora, Jane Austen. Se han cumplido este enero, precisamente, doscientos años de su publicación –como obra anónima, en principio.– Y, a pesar del paso del tiempo, sigue siendo una novela vendida y leída, cautivadora aún de numerosos lectores gracias a la calidad de su prosa, al romanticismo y a la fina ironía que recorren sus páginas. Es lo que tiene el tiempo, que pone todas las cosas en su lugar. Por eso, algunas modas literarias son pasajeras, mientras que otras persisten para siempre.

Con una aguda crítica a la sociedad georgiana del momento, no es extraño que la autora de Orgullo y prejuicio optara por no darse a conocer, pues no podía considerarse más que una afrenta que una mujer firmara tal cosa. Por qué pervive esta novela dos siglos después tiene que ver, aparte de lo dicho, con la perspicacia de la observadora Austen, que supo describir los comportamientos humanos, sus formas de pensar y los obstáculos que se autoimponen las personas en la vida para ser felices. Esa infelicidad, que marcó su propia existencia, ella la contrarrestaba con historias que acababan bien, lo que le valió en su momento la etiqueta de escribir “cosas de mujeres.” Sin embargo, la justicia literaria nos la muestra hoy como una escritora talentosa, de gran ingenio y elegancia. Jane Austen trabajó en sus novelas con la materia prima de que se nutre la vida: amor, celos, miedo, compasión, generosidad, envidia, orgullo, perdón, prejuicios.
Hoy es un buen día para redescubrir la maravillosa historia de la alocada y adorable familia Bennet, en la búsqueda de un marido ideal para sus cinco hijas. Más allá de este argumento propio de la época, todo un universo literario que satisfará las eternas exigencias de un lector.

CDR

2 comentarios:

  1. Doscientos años y ahí la tenemos. Eso es lo bueno de la buena literatura.
    Tati.

    ResponderEliminar
  2. Buena, buena literatura, de lo mejor. Recomendable para todo tipo de lectores.
    Pmd

    ResponderEliminar